La mejor edad para aprender inglés

Saber inglés es una herramienta necesaria en la actualidad. No sólo para los adultos en sus respectivos campos profesionales, sino también para los niños que inician sus ciclos de enseñanza en la escuela primaria o incluso antes.

Una duda recurrente tiene que ver con la edad más adecuada para aprender inglés. Las opiniones de especialistas, docentes y psicólogos al respecto son diversas y, algunas veces, divergentes. ¿Es demasiado tarde para aprender inglés a mi edad?

edad para aprender ingles

 

¿Hay una mejor edad para aprender inglés?

Más allá de cuál es la valoración de cada uno, lo cierto es que hasta los 7 años los niños pueden aprender cualquier idioma distinto al materno de forma natural. A partir de ese momento, el aprendizaje de segundas o terceras lenguas es más difícil, aunque eso no quiere decir que se convierta en una tarea imposible.

Sí que es cierto que aprender más de un idioma desde pequeños activa ciertas zonas del cerebro que de otra forma permanecerían en reposo. Dominar varias lenguas nos hace más creativos, recursivos y con mayor flexibilidad ante los cambios.

En el caso del inglés, lo ideal es iniciar a los niños desde edades tempranas. Un buen momento puede ser cuando empiezan a distinguir las letras del alfabeto y a reconocer los sonidos de las mismas.

Sin embargo, es preciso aclarar que esto debe hacerse de forma natural y como parte de sus rutinas diarias. Es decir, lejos de sistemas rígidos y de normas establecidas, pues en esos casos será demasiado evidente la intención de que lo aprendan y se puede generar en ellos el efecto contrario, es decir, la apatía y el desinterés.

Leer también..  Novedades del examen Aptis para el curso 2015-2016

La música, los cuentos interactivos, los juegos y otros recursos lúdicos son útiles para conseguir un aprendizaje natural. De esta forma, los niños se irán familiarizando con el inglés hasta que acaban por asumirlo como propio.

Otros padres son más cautos y se inclinan por esperar hasta los tres o cuatro años. Apoyados en teorías de la evolución psicológica, su principal argumento es que a esa edad los niños ya no ofrecen ninguna resistencia para entender mensajes sencillos y los reproducen con más facilidad que cuando tienen uno o dos años.

De hecho, al pasar de los tres años pueden encontrar un buen acompañamiento en los programas de Educación Infantil. Los centros de enseñanza ofrecen cada vez mejores herramientas para aprender inglés en esta etapa.

En cualquiera de los dos casos, el éxito de este proceso depende en gran medida del método y las herramientas de enseñanza, los cuales deben apuntar siempre a despertar la curiosidad en los pequeños. En este sentido, también deben tenerse en cuenta varios factores como el contexto, la familia o las habilidades de cada niño.

 

¿Cualquier edad es buena para aprender inglés?

Quienes no lograron aprender inglés en la infancia, aún tienen una segunda y hasta una tercera oportunidad. En realidad, nunca es demasiado tarde. No existe ninguna regla que indique que después de cierto tiempo no es posible hacerlo.

Como es lógico, a partir de cierta edad ya no se aprende con la misma naturalidad y facilidad de antes, pues está demostrado que con los años el cerebro pierde las facultades y la disposición para el aprendizaje de las edades tempranas.

Leer también..  Aptis Advanced, pon a prueba tus altos conocimientos en inglés

Sin embargo, muchos casos acreditan que es posible aprender inglés a edades tardías. Esto se aprecia sobre todo entre las personas de las generaciones para las que aprender inglés no suponía una necesidad y que, en cierta manera, han tenido que adaptarse a los retos del mercado laboral y profesional.

Los que han aprendido a dominar el idioma pasados los 30 ó los 40 aseguran que, si bien se pierden facultades innatas, el éxito reside en la disciplina y la constancia de cada alumno. Sin estos dos elementos, será una tarea imposible.

Los adultos que se lanzan a esta aventura lo hacen sobre todo por motivos laborales o profesionales. Dominar el inglés es una exigencia cada vez más extendida, en especial si se quiere acceder a cargos de alta responsabilidad.

Para acreditar el nivel de inglés, una buena opción es el examen Aptis, desarrollado por el British Council y que evalúa a los alumnos en las cuatro competencias lingüísticas básicas: auditiva, comprensión oral, expresión escrita y expresión oral. Una opción económica y rápida, pues los resultados se pueden conocer en un par de semanas.

Add Comment